miércoles, 29 de agosto de 2018

Noticias - El Misterio de la Pintura Perdida realizada por Syd Barrett - Parte 2


No por menos Roger Waters decía en "Shine on You Crazy Diamond":

Adelante, tú, delirante, tú, visionario

Adelante, tú, pintor, tú, flautista, tú, prisionero ¡y brilla!

No hace mucho os contamos la historia de una coleccionista que tiene una tienda de antigüedades y que por fortuna, compró un cuadro cuyo autor resultó ser el miembro fundador de Pink Floyd, Syd Barrett. Ahora vamos a adentrarnos en detalles y vamos a añadir alguna imagen.

La noticia llegó de The Anglo Celt, que tiene su versión en Internet e impresa.

 

Entre otras cosas, ahora tenemos imagen de la firma del cuadro, con fecha y todo. 


Y como dijimos, tras el cuadro, la dirección

R.K. Barrett
183 HILLS ROAD
CAMBRIDGE

Acerca de la mujer que aparece en el cuadro, la mafia de Cambridge no la conoce. Sólo queda que Syd la imaginara, o más probablemente, que fuera una modelo de la escuela de arte donde en aquella fecha Syd (y Stephen Pyle) estudiaban.

Escuela de Bellas Artes de Cambridge, origen de la Universidad Anglia Ruskin

Estamos en febrero de 1964. Ese año Syd se mudaría a Londres a la Escuela de Bellas Artes de Camberwell a estudiar, aunque en realidad lo que hizo es embarcarse en cierta aventura sonora que ya conocemos. Pues bien, Felix Atagong (el señor belga que lleva la Santa Iglesia de Iggy la Esquimal) ha añadido ciertos detalles a toda esta historia. Bajo el nombre Dos Jóvenes Pintores, Syd y su amigo Anthony Stern exhibieron sus obras en un pub de Cambridge llamado Lion & Lamb. Su trabajo estuvo expuesto desde el 29 de mayo al 25 de junio. Un crítico del Cambridge News, Anthony Day escribió lo siguiente:


La obra de Barrett muestra más de las ventajas de una escuela de arte. Sus grabados, monotipias y dibujos son ligeros pero necesarios ejercicios de estudiante, pero en dos naturalezas muertas y dos convincentes retratos, ya muestra sensibilidad en el dominio del óleo limitando su paleta para obtener riqueza y densidad.

¿Podría ser este retrato uno de estos dos "convincentes" expuestos en Lion & Lamb? Para más detalles de esta exposición, pasen por aquí.

The Lion and Lamb

Así que de una exposición en un pub en el 64, como ya te contamos, pasó a una subasta treinta años después, y de ahí, a un pueblecito de Irlanda.



Para terminar, échenle un vistazo al compañero de exposición de Syd, Anthony Stern, que no es un cualquiera en la historia de Pink Floyd.


 Más noticias y otros etcéteras en www.sydbarrett.org.es

domingo, 26 de agosto de 2018

Curiosidades - Más que Ian Moore


Ian Moore
La mafia de Cambridge. Aquellos incansables pilluelos de los sesenta que se tornaron artistas o sabios en diferentes materias: Stephen Pyle, Storm Thorgerson, Roger Waters, Mick Brown, Syd Barrett, David Gilmour, Robert Foskett, Warren Dosanjh...

Entre ellos está Ian Moore, incansable amigo y seguidor de correrías junto a Pink Floyd durante años. Ian colaboró con Hipgnosis durante mucho tiempo, y de hecho sale en muchas de las portadas que estos diseñadores sacaron de sus mentes. Hay innumerables ejemplos. Os dejamos dos, y os retamos buscar más repasando la estupendísma web HIPGNOSIS - Storm Thorgerson and beyond, en la que podrás constatar que el mucho por ciento de tus discos tienen portadas de Hipgnosis.

A la izquierda, Ian Moore. De rojo, Gayla Pinion.
En cuanto a Pink Floyd, Ian aparece en A Nice Pair (1973)


En el centro-izquierda, Ian.
Algunos tebeos de Dr. Strange por el suelo, por algo será...
 Ian incluso hizo de figurante en la peícula The Wall. Véanle a la izquierda en ambas fotos:


Ian fue gran amigo de Syd. De hecho cuando Syd fue a Formentera de vacaciones improvisadas, fue porque Ian estaba allí. Acerca de este viaje, hablaremos más y mejor muy pronto.

De hecho, gracias a Ian sabemos el nomrbe de quién se sentaba en Abbey Road con Syd en una de las escenas de Syd Barrett First Trip. Su nombre, Anna Murry.


Ian ha conocido y conoce a un montón de personalidades. Atentos a esta historia:

Pink Floyd con su familia y amigos en la playita de Saint Tropez.

El señor greñudo que aparece de pie a la izquierda con una niña es el roadie Peter Watts. Cuando falleció en 1976, la banda ayudó económicamente a su mujer y su hija, esa misma niñita que ésta lleva en brazos. La muchachita se llamaba y se llama Naomi Watts. Aquí la tenéis con Mr. Moore.


Irónicamente, en The Dark Side of the Moon, de Peter Watts es la voz que dice: 

"And I am not frightened of dying, any time will do, I don't mind. Why should I be frightened of dying? There's no reason for it, you've gotta go sometime."


"Y no tengo miedo de morir. Algún día lo haré, me da igual. 
¿Por qué debería tener miedo? No hay razón. Algún día habrá que marcharse".

Peter Watts aparece junto a Alan Stiles en la contraportada de Ummagumma.

Alan y Peter

Más anécdotas con Mr. Moore. En la siguiente foto, con Gayla Pinion, el último amor de Syd.


Por cierto, amigos argentinos, Gayla aparece en un anuncio de Fernet-Branca, foto de Michael Joseph, que retrató a los Rolling Stones en Beggar's Banquet.


No es que se vea muy bien. Bueno, menos mal que una de las fotos de aquel día acabó en el diseño de este CD recopilatorio de Funk. Ian también aparece por algún lado.



Con más detalle:

Gayla Pinion

Pero volvamos a Ian y su relación con Storm Thorgerson. Aquí le tenemos, bien rodeado, por Storm Thorgerson y David Gilmour, podrían correr los años ochenta.


Allá por el año 66, Storm Thorgerson sacaba mucho a pasear su cámara de fotos para retratar a sus amigos. En la siguiente foto, Ian (de nuevo) a la izquierda, y a la derecha, detrás, Syd Barrett.


En esta época, le propinaron un buen golpe en la boca a Ian en una pelea, por un tema de amores, o simplemente de faldas. No nos hemos atrevido a preguntar. Storm Thorgerson se ocupó de retratar cómo quedó la boca del pobre Ian usando una lente frente a la cámara.


Y a la derecha, en el reflejo de la lente...

Syd Barrett
¿Qué es de Ian hoy en día? Pues no lo sabemos con detalle. Es muy dado a aparecer por Facebook (bajo numerosas variaciones de su nombre) y compartir imágenes como las que te acabamos de enseñar, así que gracias a él por tanta información para esta entrada.

Para más curiosidades, haga clic aquí.

jueves, 23 de agosto de 2018

Noticias - Misteriosa Pintura hecha por Syd Barrett Aparece en una Subasta



Se llama Maggie Matthews, y un día paseando por Virgina, en el irlandés condado de Cavan pujó hasta los 50 libras, y la fuente de la noticia llega a decir que su valor real puede llegar a las cinco cifras:

Fueron sus ojos lo que me llamaron la atención. Estaba en una mesa, sucio y cubierto de polvo, como si no pudiera estar destinado a verlo.

Sin saber aún de qué obra se trataba, Maggie puso este "Retrato de una Chica" a la venta por 100 libras en su anticuario, que por nombre lleva Junk (trastos). Un día, el cuadro atrajo la atención de un cliente, y se descubrió el pastel: Detrás de la obra pone: R. K. Barrett, 183 Hills Road, Cambridge, la casa donde Syd pasó su infancia con su familia.



La web oficial de Syd Barrett lo fecha en 1964. Syd lo vendió hace veinte años por 880 libras. Apareció por primera vez en la revista Record Collector, en noviembre de 1994, en una imagen en blanco y negro. El nombre de la retratada y su identidad, se desconocen hasta el momento. ¿Cuál será el destino y el nuevo precio de la obra?




Moraleja: Miren bien los trastos que tienen en casa; el arte se mueve.

Gracias a los amigos de Birdie Hop por el chivatazo.

jueves, 16 de agosto de 2018

Curiosidades - El VERDADERO origen del nombre Pink Floyd

Klose, Barrett, Wright, Waters, Mason, Gilmour = Pink Floyd
Bien, pues este podría ser la primera entrada de Solo en las Nubes, el bautismo de la banda que todos adoramos y de cómo sus miembros fundadores crearon su nombre... Pero no. Abandona toda certeza (bueno, no toda), que te vamos a contar un cuento que no es ningún cuento, algo que a este que os escribe, por increíble, olvidó en su momento. Ahora la verdad sale a flote: ¿Cómo y quién creó el nombre Pink Floyd?

Corría el año 1965 o finales de 1964, la época que refleja 1965: Their First Recordings: Syd Barrett (guitarra y voz), Roger Waters (bajo), Richard Wright (teclado), Nick Mason (batería) y Bob Klose (guitarra y armónica) tenían un grupo de esos modernos de rock, y tras muchos cambios, se estabilizaron llamándose The T-Set (o The Tea Set), el "juego de té", en español. Pero una noche en la que se disponían a tocar en cierto local, les antecedía en el escenario un grupo llamado igual. Hasta hoy, se señalaba a Syd Barrett como creador (además, in situ) del nuevo nombre del conjunto, uniendo los nombres (no los apellidos) de dos de sus músicos de Blues favoritos, estos dos:

Pink Anderson y Floyd Council

Pues no fue así. El debate ha surgido tímidamente de vez en cuando en estos últimos diez años. Ha tenido que ser nuestro amigo del blog Alexander P. Hoffmann el que haya tenido que irse a la raíz del asunto, a quienes vivieron aquella época, para así refrendar el tremendo artículo de Felix Atagong, en su blog The Holy Church of Iggy the Inuit.

Syd Barrett tocando con Those Without.
Veamos qué averiguó Mr. Hoffmann:

Me une una gran amistad con Stephen Pyle y Warren Dosanjh [dos amigos de Syd en su infancia y adolescencia] después de haber ido tanto a Cambridge en los últimos años. Así que los llamé por teléfono, y después de cientos de cosas que teníamos que hablar (por cierto, Warren y Glenn Povey están escribiendo un libro acerca de la familia Gilmour), al final acabamos hablando del nombre Pink Floyd y de quién, cuándo y por qué…


Fue durante un encuentro entre Syd y Stephen Pyle (ellos dos solos) en casa de los padres de Stephen. En este momento del relato, Stephen ya no está seguro. Hacía unos días o semanas que Syd tocó en Those Without, la banda de Stephen. Syd seguía mejorando sin parar y buscaba gente para formar una banda. Y por supuesto pensaba en posibles y singulares nombres. Otra cosa que ocurrió ese día es que Syd le devolvió a Stephen algunos discos de Jazz y Blues. Entre ellos había uno de Miles Davis, y también había discos de viejos músicos americanos. Y empezaron a jugar con los nombres y partes de nombres para dar nombre a una banda. [No olvidemos que el nombre de la banda Those Without es sólo parte del título de un libro de Françoise Sagan, Those Without Shadows]. Aquello acabó en risas, porque salían nombres del estilo de “Jimmy Hooker”, etc, etc… y quizá el más divertido, Pink Floyd [que suena como "pink floid", es decir "fluido rosa", en español]. Y sí, se le ocurrió a Stephen y quedó en el olvido… durante meses. Más tarde Syd usó esta combinación para el nombre de la banda que todo el mundo conoce. El resto es historia…



El disco en cuestión del que salieron estos nombres, y que era propiedad de Stephen, era este:




En el texto del disco se puede leer:

"[...] Pink Anderson o Floyd Council - estos eran algunos entre los muchos cantantes de blues que podían escucharse en las onduladas colinas de Piedmont, o serpenteando junto a los arroyos entre los arbolados valles".

De ahí, a ser uno de los mayores grupos y más exitosos de la historia, con The Wall, Wish You Were Here y The Dark Side of the Moon (entre sus más conocidos) el rock, el éxtasis, giras interminables, los cambios de formación... Y hasta anécdotas, como que se usara ese nombre para bautizar a un crustáceo o que calara en el idioma español.

Y todo gracias a Syd, que recordó aquella tarde de bromas con Stephen Pyle. Those Without no llegó a cuajar, y Stephen se dedicó a la escultura y realización de escenarios de rock. Ha trabajado para los Rolling Stones, U2 o AC/DC, y también para musicales como El Fantasma de la Ópera, Metropolis o The Commitments, pero nunca, nunca, para el grupo al que dio nombre.

¿Cómo conocí a Stephen Pyle? Ah, eso es otra historia de la que sólo importa ya que le conocí, y hasta vino a verme a Sevilla.

Con Stephen en Gines (Sevilla) en 2009
Con Freddie Foskett y Stephen en Cambridge, 2008.

Por cierto, el nombre Hipgnosis también se supone que lo creó Syd Barrett... Eso merecería otra entrada.

Aubrey Powell y Storm Thorgerson son Hipgnosis.

Gracias a Felix Atagong y Alexander P. Hoffmann.